Diferentes tipos de puertas y seguridad

doorhandle-191669_640

Las puertas son lugares de entrada desde el exterior hacia un lugar aislado o protegido. En origen, las ciudades se diseñaban en función de un perímetro realizado con un arado, para no atravesar el trazado, el arado era sostenido, es decir, portado por hombres para dejar un espacio para el diseño de la entrada.

Desde un principio, estos espacios han necesitado estar protegidos ante amenazas exteriores. Desde las primeras trabas interiores, que impedían forzarlas por medio de un mecanismo de palanca, hasta los modernos sistemas actuales, la seguridad ha recorrido un camino muy largo.

A continuación, vamos a ver los diferentes tipos de puerta que existen, tanto de exterior como de interior.

  • Puerta abatible: Se trata de la puerta que se acciona empujando o tirando. Suelen tener bisagras que permiten su funcionamiento.
  • Puerta ascendente por secciones: Utilizadas para exterior, en especial para garajes. Tienen un mecanismo electrónico debido a que son demasiado pesadas como para accionarlas por medio de la fuerza humana. Son especialmente resistente a ataques y un excelente mecanismo de seguridad.
  • Puerta basculante: También utilizadas en exterior. Estas puertas se accionan manualmente. Se basan en un mecanismo que sujeta la puerta en su parte superior para que la puerta se apoye y el peso quede equilibrado.
  • Puerta corredera: Este tipo de puerta se abre de manera paralela a la pared que la soporta. La puerta recorre un camino a través de un riel con un tope. Una de las ventajas que ofrece es que no ocupa espacio al mantenerse abierta.
  • Puerta egipcia: Se trata de un diseño con la parte inferior ensanchada. Se basa en las puertas que existían en los templos del antiguo Egipto.
  • Puertas giratorias: Son puertas de exterior que se utilizan para que la temperatura ambiente no se pierda.
  • Utilizadas para entradas altas. El mecanismo es similar al que utilizaban las guillotinas francesas. Una sección sube o baja accionada por contrapesos. Funcionan con un mecanismo electrónico.
  • Puerta de maroma: Es una puerta similar a la basculante pero construida con una sola pieza. Al ser abierta, la puerta queda paralela al techo.
  • Puerta plegadiza: Se utilizan en interior para separar diferentes espacios. Se fabrican con diferentes paneles que se pliegan para dejar espacio. Existen automatizadas con rieles.
  • Puerta veneciana: Son puertas fabricadas con vidrieras para dotarlas de un aspecto estético diferente.
  • Puertas de seguridad: Son puertas acorazadas que se utilizan para protegen interiores de importancia. Se fabrican de material especialmente resistente y suelen contar con dispositivos de seguridad muy elaborados.
  • Puertas automáticas: Algunas de las anteriores son automáticas. Son puertas que se accionan con un sistema eléctrico, para evitar ser accionadas manualmente.

Si quieres conocer más aspectos sobre seguridad sigue nuestro blog, y si tienes alguna sugerencia puedes escribirnos en los comentarios del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*